Demasiada azúcar afecta la salud visual.

Comer en exceso azúcar puede tener también efectos negativos para una correcta salud visual. El azúcar se convierte en glucosa en sangre que en exceso perjudica seriamente nuestra salud.

Las consecuencias de la diabetes.

  1. Retinopatía diabética

Más del 15% de las personas ciegas han sido como consecuencia de desarrollar una retinopatía diabética, y aproximadamente 1 de cada 3 pacientes diabéticos desarrollarán esta enfermedad.

  1. Cambio de graduación.

Cuando sube el azúcar en sangre, podemos encontrar cambios transitorios de la graduación, por cambios en la potencia de los medios oculares.  Es transitoria ya que al disminuir el exceso de azúcar en la sangre la condición óptica del ojo se normaliza automáticamente.

  1. Visión doble.

La visión doble o diplopía es una alteración visual que consiste en la percepción de dos imágenes de un mismo objeto, puede darse en el plano horizontal, vertical o diagonal. En la Diabetes de tipo II no regulada puede producirse esta visión doble por la parálisis del músculo recto-inferior. Tiene fácil recuperación con un buen control de la glucosa en sangre.

  1. Opacidad del cristalino.

También conocida como cataratas, provoca que la luz se disperse dentro del ojo y no se pueda enfocar en la retina, creando imágenes difusas. La diabetes puede provocar que esta opacidad se forme a edad más temprana.

La diabetes duplica las posibilidades de sufrir glaucoma.

Puedes consultar toda la información sobre las consecuencias que provoca la presión intraocular en el artículo “conocer los signos del glaucoma”.

    5. Edema macular.

Las subidas del nivel de azúcar en sangre, debilitan los vasos sanguíneos  provocando una inflamación de la mácula, que es la parte del ojo responsable de la visión central y la visión fina de los detalles. Los síntomas que nos pueden alertar son:

  • visión borrosa
  • cambios en la percepción de los colores, que se vuelven más tenues.

Nuestro consejo:

La mejor herramienta para tener una correcta salud visual es la prevención.

Practicar deporte, comer adecuadamente, evitar el tabaco y realizar anualmente controles en la visión son las mejores herramientas que nos permita una correcta salud visual. Acude a tu óptico-optometrista para realizar un diagnóstico que te permita conocer los tratamientos que reducen estos efectos.

Para más información pide cita para un correcto asesoramiento.

 

 

Deja un comentario