¿Por qué debemos proteger los ojos del sol en invierno?

Durante el invierno hay factores ambientales que pueden ser nocivos para nuestros ojos. Con un simple gesto de usar gafas de sol homologadas podemos contribuir a tener una correcta salud visual.

Según las estadísticas más del 80% de las gafas de sol vendidas en España no han pasado por ningún control de calidad. Esta cifra ha provocado que aumente el número de personas con problemas oculares producidos por la dispersión de los rayos ultravioletas.

¿Qué enfermedades visuales se pueden desarrollar?

El uso de gafas de sol sin garantía de calidad provoca dolores intensos de cabeza, conjuntivitis y fotofobias anormales (intolerancia y temor anormal a la luz).

Cuando los ojos están demasiado tiempo expuestos a la radiación ultravioleta, ésta se almacena en el cristalino sin que se pueda eliminar y a largo plazo puede aparecer cataratas.

Según la OMS, la radiación ultravioletas en los ojos y el deterioro de la capa de ozono dará como resultado un alto incremento en cataratas, queratoconjuntivitis actínica, úlceras epiteliales, degeneraciones corneales, edemas maculares y degeneraciones retinianas.

¿Dónde debemos extremar las precauciones?

En las zonas costeras y montañosas.

En las estaciones de esquí al tratarse de parajes ubicados en gran altitud, por el exceso de luz y la radiación reflejada en los cristales que forman la nieve.

Factores de riesgo.

El tiempo de exposición al sol: un máximo de tres horas para zonas con nieve.

La posición del sol durante el invierno es más baja en el cielo, de forma que los rayos llegan con una inclinación que los hace muy molestos e igualmente nocivos para nuestra vista. Además, el frío y el aire propios del invierno provocan un aumento del lagrimeo y sequedad en los ojos.

Niños y adolescentes: ya que todavía no han desarrollado completamente un filtro natural amarillo en el cristalino que le protege de las radiaciones ultravioleta y de la luz azul.

Lentes solares con filtros adecuados.

Es indispensable el uso de lentes con filtros especiales que impidan que lleguen al ojo las radiaciones dañinas, como son el infrarrojo y el ultravioleta y reducir la intensidad de las radiaciones visibles para evitar el deslumbramiento y proporcionar una visión nítida y confortable.

Si quieres saber más, pide cita  y te asesoraremos para una correcta salud visual.

 

 

Deja un comentario