Problemas visuales en la infancia. ¿Cómo prevenir?

Con la vuelta al cole muchos profesionales en la visión nos recuerdan la importancia de realizar revisiones a niños y adolescentes. Los niños en edad escolar pueden sufrir en silencio los problemas de una mala visión sencillamente porque no saben que tienen estas deficiencias. Padres y educadores debemos estar muy atentos en vigilar la salud visual de los más pequeños. Aquí tenéis algunos consejos para guiaros.

¿Qué problemas visuales se encuentran los niños en el colegio?

Las anomalías visuales más comunes en la infancia son la miopía, la hipermetropía,  el astigmatismo, la ambliopía u ojo vago, las anomalías binoculares y los problemas de acomodación o enfoque.

La miopía se caracteriza por ver bien de cerca y mal de lejos.

La hipermetropía se caracteriza por ver los objetos más lejanos, pero no es capaz de enfocar las cosas cercanas.

En el astigmatismo, la focalización se produce en planos distintos.

La ambliopía u ojo vago se caracteriza por una agudeza visual muy baja en un ojo respecto a otro.

¿Cómo afectan las anomalías visuales al rendimiento escolar?

Estas anomalías visuales son un mal funcionamiento óptico porque el ojo no es capaz de proporcionar una buena imagen. Los niños no leen correctamente y por lo tanto pueden no entender lo suficiente la lección.

Guía de chequeo para padres y educadores.

Si su hijo presenta alguno de estos síntomas es conveniente acudir a un óptico-optometrista para realizar un examen visual.

Los síntomas más comunes se detectan en el momento de la lectura. Debemos observar cuando lee si el menor:

Desvía o cierra un ojo.

Hace movimientos de cabeza.

Tiene visión doble.

Omite o añade palabras.

Tiene una baja comprensión del texto.

Se pierde entre líneas.

Mezcla letras o sílabas.

Se queja de picor y escozor en los ojos.

Le lloran los ojos.

Tiene una visión borrosa.

Pone posturas forzadas.

Sufre dolores de cabeza.

Se acerca en exceso a la televisión.

Le molesta el sol.

Se acerca en exceso al libro.

Se sale al colorear.

Se distrae fácilmente.

Tiene una escasa atención en las tareas visuales.

 

Algunas cifras.

En España, al menos 10 millones de personas son miopes, 5 millones son hipermétropes y 16 millones son présbitas o con vista cansada.

Nuestros consejos.

A partir de los 4 años, realizar anualmente una revisión con su óptico-optometrista para determinar si el sistema visual corre riesgo de degradarse.

Consulta con tu óptico-optometrista. Pide cita y te asesoraremos para una correcta salud visual.

 

Deja un comentario